Manuli es el productor de Film Stretch más grande del mundo, y en la misma línea, Manuli Packaging Argentina ratifica su compromiso de mantener la producción a fondo para seguir abasteciendo a más del 40% del mercado local.

Con una producción de 2.200 toneladas por mes desde su planta de 17.869 m2 en
Escobar, provincia de Buenos Aires, la empresa se mantiene firme en el liderazgo de
un mercado maduro, proveyendo a sus clientes con un producto práctico, confiable y
versátil.

Manuli Packaging Argentina ofrece film extensible en ochos variantes de acuerdo a
diferencias en espesor, ancho de la bobina, y porcentaje de prestiro garantizado, entre
otras características: para embalaje, LC2, LC3, ATX, ATX Plus, MET Plus, Prestirado y
Cobertor.

El Film Stretch, o film extensible, es elaborado a base de polietileno de baja densidad,
que es producido a su vez a partir de la polimerización de moléculas de etileno, bajo
condiciones de alta presión.

Este proceso de polimerización consiste de fundir gránulos de polietileno en tolvas
plásticas de acero inoxidable, a una temperatura de aproximadamente 270° C. Luego,
el material es pasado por dos rodillos refrigerantes, yendo después a una máquina
rebobinadora para ser enrollado sobre tubos de cartón.

Una vez terminadas, las bobinas son colocadas en pallets de madera y paletizadas con
una película de polietileno de entre 9 y 70 micrones de espesor.

El film que resulta es suave al tacto, claro, flexible y facil de estirar, cualidades que lo
convierten en un producto versátil, apto para el embalaje de distintos productos y
mercancías, desde cargas industriales hasta alimentos para consumo masivo.

El film extensible de polietileno es la mejor opción para el envasado y empaquetado.