Desde el año 2011 Manuli Packaging Chile se consolida en el ámbito regional como convertidora y distribuidora del film stretch que importa desde Manuli Packaging Argentina.

En la planta chilena cuentan con una máquina rebobinadora que permite bajar los costos. Así, se ha logrado un crecimiento que pasó de 130 toneladas a 200 toneladas de ventas generales por mes.

Desde Argentina exporta casi la totalidad de los productos que se comercializan en Chile, mientras que una pequeña parte proviene de Brasil. “Chile tiene una economía totalmente abierta en la que se compite con proveedores de todo el mundo, en Manuli nos diferenciamos por realizar una entrega rápida”, asegura Dalla Pozza.

Si bien Chile es un mercado chico, con un consumo de 1200 toneladas de film por mes, Pozza confía en que “puede llegar a crecer aunque no mucho, pero la principal ventaja es su estabilidad económica”. Esto permitirá a Manuli Packaging Chile seguir expandiendo su mercado y consolidarse a nivel regional.